jueves, 11 de febrero de 2016

Silencio

"Hay vacíos que solo un poco de silencio en mitad de la nada pueden sanar."

Quedan ya pocos parajes donde encontrar la grata compañía de la soledad. Lugares donde tener esa conversación en la que decides dar a color a la vida y vida a los colores. Hablar con el azul y follarte al naranja mientras sientes el verde. Lugares donde el pasado sabe a basura envasada y el futuro quiere pintarse de utopía. Donde el tiempo, el tiempo deja de tener sentido.

Sigo buscando ese lugar perfecto, mientras recuerdo la playa donde encontré mi blanco y mi negro, el árbol al que trepé desnudo para sentir el viento y las calles oscuras donde fumaba, mientras me prometía no volver a hacerlo. Ya no quedan lugares así, ya no queda silencio.





miércoles, 11 de febrero de 2015

El holocausto de los dioses

No temo a Dios, sino al hombre que fanatiza a Dios. En su nombre han escrito la historia con sangre. La de cristianos en circos romanos o la de paganos a manos de la "santa" inquisición, la de judíos en la cámara de gas o la de palestinos "usurpadores" de la tierra prometida. Podria seguir enumerando masacres y no tener nunca la lengua saciada.

Si tan altas estatuas fueron alzadas en nombre del amor. ¿Por que ha de sufrir quien ama a su mismo sexo? ¿Por que ha de sufrir la mujer del machismo y del burka? ¿Por que tengo que deshacerme de mis mas voluptuosos deseos?

Dios fue creado para explotar nuestro miedo. nuestra debilidad. Proclamando un fuego eterno a todos
aquellos que no deseen rendirles obediencia ciega.

Por eso los fanáticos matan, por eso odian, porque envidian la libertad del que se tomo a si mismo por Dios.


miércoles, 31 de diciembre de 2014

Se busca chica

Se busca chica. De pelo,
rojo fuego,
rubio oro,
negro azabache.

De cincuenta kilos
a ciento cincuenta.
Copa a, b, c o d...

Se busca chica.
Que sepa a pólvora,
y asesine políticos
con verdades.

Que sea guerrera, y
odie a las princesas
que Disney engendro.
A la sirena que se quedo
muda por amor, o a cuantas
necesitaron del beso de un
hombre para no ser un
vegetal durmiente.

Se busca chica.
Que le guste toda la música,
y que me ponga reggaeton
para que pueda odiarla
de tanto en tanto.

Que sepa leer entre mis lineas,
y que cuando folle,
haga temblar los cimientos,
con cada una de sus delicadas caricias.

Se busca chica.
Que en la plaza disfrute de
matar al animal y no al toro.
Y en la iglesia mancille todo
lo divino sin disculpa pertinente.

Que sepa estar escuchándome
en noches como esta, y ansíe
probar mis parámetros de forma.

Por favor, si la encuentran díganle
que no me busque, no la merezco.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Tres sonrisas e infusión de libertad

Camarero, pongame tres sonrisas
y una infusión de libertad.
Que me he comprado un 
paraguas en forma de sol,
y tengo que lucirlo en 
este presente grisáceo.

Me he puesto una zapatilla
verde esperanza, y otra rojo
revolución. Voy a pisotear los
charcos de mis lagrimas,
y ensuciar los chaquetones de
aquellos que los provocaron. 

He llevado altavoces a la plaza mayor.
Para enseñar a ancianos a bailar ska.
Voy a rejuvenecer sus mentes, sin perder
la experiencia de cicatrices ya curadas.
Nunca, se fue viejo para aullar a la luna,
y que coño, para llamar a la ventana del
amor y derretirse por el ruido de ese andador.

He construido una casa a mi conciencia,
apartada, donde nadie pueda encontrarla.
Paseare con ella por bosques de memorias,
horizontes de futuro y lunas de presente.

Desnudaremos mi alma a la par que mi cuerpo,
capa, a capa. Denetiendonos en cada unas de las
fibras, en cada idea si es necesario.

Voy a vestirme de un azul utópico,
esculpir un cuerpo hercúleo.
Leer hasta ocupar cada
centímetro cubico de mi memoria.

Quiero ser capaz de desnudar tus entropías.
Alzar la frente ante las estatuas que yo mismo esculpí.
Forjar mañanas de abrigo y tranquilidad.
Quiero, comerme el mundo.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Quise soñar, y soñé.

Quise soñar, y soñé.
Que aunque lloviera,
no lo hacia por tristeza.
El agua hacia brotar
la madera vieja.
El tiempo, invertía
su mecánica compleja.

Quise soñar, y soñé.
Que vencías a tu
propia mutación.
retomábamos aquella
conversación. Sobre
que era vida sin
importar su continuación.

Quise soñar, y soñé.
Que volvíamos a
labrar los campos.

Soñé, con tu silueta
llenando el vació
del sillón donde
ella nunca se sentó.

Soñé, Soñé despierto,
intentando escuchar tus
palabras en el viento.

Me enseñaste a soñar,
desde tu sueño eterno.



A la memoria de Luis González.

sábado, 15 de noviembre de 2014

ANARQUÍA 1: DESTRUCCIÓN

ANARQUÍA 1: DESTRUCCIÓN

Acabar con todo, dejar
La pizarra en blanco.
Destruir un mundo
Cada vez más opaco.
Un mundo de ladrón
De guante blanco.

Pero no te confundas,
No destruyo por placer,
Destruyo para crecer.

Para poder mirar al cielo,
Sin toparme con ese
Estúpido velo.
Que me roba cada día
La fuerza y el anhelo.

Romper las cadenas,
Salir de la caverna.
Y ver en el sol
La puta verdad eterna.

Que si a Platón me remito,
Es porque semejanza
Veo en su escrito.

A esa república separada
Del pueblo.
A ese control interno,
Sobre lo externo.
Al más puro estilo déspota,
De los mil setecientos ochenta.

¡Todo para el pueblo!
Pero sin el pueblo.
El hambre, para el pueblo.
La miseria, para el pueblo.
La injusticia, para el pueblo.
La educación, sin el pueblo.
La sanidad, sin el pueblo.
La vivienda, para el banco.

Y todavía quieren, que
Lo llame democracia.
A votar cada cuatro años
Una serie de falacias.
Que lejos de cumplirse,
Solo traen desgracia.
Sembrando los pilares
De la bancaria autocracia.

¡no! ¡reniego!
Y que me llamen anarquista,
Pero siempre creí en un
Mundo sin aristas.
Que donde no hay vértice,
No hay punto de conflicto.
Donde víctima se convierte
En verdugo.
En nombre de un Dios
Que nunca estuvo.

Reclamando la tierra prometida.
Una tierra que debería estar prohibida.
Para todo aquel que anhele la vida.

No, no quiero dioses.
No quiero dictaduras,
Ni quiero dinero.
Solo quiero personas,

En un mundo de esclavos.

lunes, 3 de noviembre de 2014

jardín de la adicción

El siempre había presumido de cuanto le gustaba pasear por los parques y ser compañía de cuantas flores allí habitaban. Mentía, siempre le supieron a poco. Su olor, textura o belleza nunca eran lo suficientemente atractivas para el. Quería mentirse a si mismo pero la única planta que el quería era la que se hallaba en su jardín privado. Un ser tan delicado que solo podía crecer entre unas paredes muy limitadas.

Cada vez que el intentaba darle un cuidado distinto al que ella precisaba, se encerraba en si misma y empezaba a marchitarse. Tan solo en los días mas soleados dejaba crecer sus raíces fuera del perímetro asignado, para luego dejarlos pudrirse al mas mínimo atisbo de nube. Era la flor mas delicada que nunca había tenido entre sus manos, y eso le hacia sentirse especial. Muchos lo habían intentado pero solo el sabia salir airoso de sus cuidados sin que esta le clavase su espina final, y lo mandara al cementerio de por vida.

Yo nunca llegue a entender su fascinación por esta planta, hasta el día que me lo confeso. Dice que cuando esta en flor, su néctar es el mas poderoso de los estupefacientes, el mayor subidón de adrenalina que experimentaras nunca. "Si lo pruebas, nunca podrás olvidarlo" me decía con sus ojos salidos de sus órbitas.

Quería probarlo, la fascinación de sus ojos no engañaba a nadie. Me dijo " adelante, inténtalo, yo no soy su dueño, pero dudo mucho de que sepas hacerla florecer...."