miércoles, 11 de febrero de 2015

El holocausto de los dioses

No temo a Dios, sino al hombre que fanatiza a Dios. En su nombre han escrito la historia con sangre. La de cristianos en circos romanos o la de paganos a manos de la "santa" inquisición, la de judíos en la cámara de gas o la de palestinos "usurpadores" de la tierra prometida. Podria seguir enumerando masacres y no tener nunca la lengua saciada.

Si tan altas estatuas fueron alzadas en nombre del amor. ¿Por que ha de sufrir quien ama a su mismo sexo? ¿Por que ha de sufrir la mujer del machismo y del burka? ¿Por que tengo que deshacerme de mis mas voluptuosos deseos?

Dios fue creado para explotar nuestro miedo. nuestra debilidad. Proclamando un fuego eterno a todos
aquellos que no deseen rendirles obediencia ciega.

Por eso los fanáticos matan, por eso odian, porque envidian la libertad del que se tomo a si mismo por Dios.